7/8/08

Trilogia de NY (2/3): El chino psicópata


Andábamos una noche hambrientos por la séptima avenida, y yo queria ir a un Subway pero mi colega no, de modo que vimos un pequeño WOK Express y decidimos meternos. El sitio era de esos alargados donde al fondo haces cola frente a un mostrador con caja registradora y hay paneles con los posibles menús. En realidad era un sitio asquerosillo y descuidado, y por eso quizá estaba el escaparate principal medio cubierto para no ver la calle o que no se viera el interior desde ella. El caso es que el sitio parecia un antiguo Burger King abandonado, reconvertido a chino-warro tras una guerra o algo así. Yo pedí una ternera con verduras con algo de picante. Estábamos sólos en el sitio y nos sentamos; yo miraba a la calle y mi colega al mostrador donde estaban los chinos.
De inmediato no pude dejar de pensar que era el sitio ideal para que de repente se bajaran las persianas, y al mas puro estilo de la peli "Blade" o de "Abierto hasta el amanecer" y se nos echaran encima tres millones de chinos y lo siguiente que se supiera de nosotros fuera un triste titular en EL PAIS: "Continuan desaparecidas dos falleras en NY, se las vió por ultima vez en la séptima avenida" Y es que no tiene nada de nivel (ni caché) acabar troceada, cocinada y servida con almendras o con setas chinas en un sitio como ése. Ea.

En eso estaba yo , cuando me di cuenta que mi plato no es que quemaba, es que abrasaba. Y por si fuera poco el picante, en qué mala hora lo habia pedido picante. Yo pensaba: "vaya, como tenga suerte y me meta yo algo en la boca esta noche, va a salir desintegrado". (esta vez sí, cerdas, habéis acertado, me referia efectivamente a comerme una buena salchicha americana en todo su explendor). Menudo sofoco, parecia que estaba comiendo guindillas salidas de un alto horno.

Desesperada, esperando que aquello dejara de arder, y en eso que oigo una tremenda descarga eléctrica justo detrás de mí. Dios! (seamos coherentes: Diossa!) un calambre recorrió mi espalda desde la nuca a la columna vertebral... (vale, sólo lo escuché, pero aún no sé como no me dejó carbonizada a distancia, que si llego a llevar pelucón cardado y 2 kilos de laca, salgo en llamas del local a lo bonzo) Pedazo estruendo! ni la mismísima Madonna en el video de "What it feels like for a girl" cuando fríe a descargas al tio que saca pasta del cajero, para luego irse con la vieja al McDonadls con el coche.
El caso es que después de una larguísima descarga me doy la vuelta (en plan niña del exorcista) presa del pánico y veo a uno de los chinos detras de mí - no os riáis, cerdas, que yo estaba acojonao y con un frenesí en la espalda que podría haber iluminado Manhatan entero.
El chino, al más puro estilo peli de Almodóvar, estaba casi encima de mí y llevaba una de esas raquetas de plastico verde-pistacho de juguete como del "todo a 100", con la particularidad de que la puñetera raqueta soltaba unas descargas que ríete tu de los rayos y truenos del Conde Draco.
Resulta que es un invento USA para matar moscas y mosquitos. Pero chacho! si yo fuera mosca, sólo ante la visión apocalíptica de un chino gigante mellado abalanzandose sobre mí con esa furia de raqueta de juguete ya me habria muerto del patatús! como para encima freir al pobre insecto a descargas!

Os podeis imaginar que al sofoco de la comida ardiendo y el picante que la hacía aún más incomible se le sumó el susto y la adrenalina hacia carreras por mi espalda, de modo que no pude seguir comiendo. Se me cortó la digestión, el apetito, la respiración y aun sigue sin ponerseme tiesa.
No me quedó más remedio que decirle a mi compi (que se descojonaba porque el lo habia visto todo) "Nena, vámonos de aqui, que no tengo ni hambre, ah , y la bandeja mejor la vaciamos en su sitio no sea cosa que el chino este acabe persiguiendonos por toda la séptima avenida, con la raqueta, soltando descargas a mansalva" Amen.

No he conseguido un video del modelo verde capaz de soltar esa descarga que, refugiado en mi marquesado aun me tiene traumatizado, pero aquí van un par a de vídeos ilustrativos.

Aquí la tercera y última parte...



3 comentarios:

Si es que estas en el mundo porque tiene que haber de todo... dijo...

Ay si... a lo Blade... Como me gustaba esa escena... Sangre, sudor, saliva, y mucho mordisco xDDDD

Y si hubiera sido en plan "Abierto hasta el amanecer"... No me veo yo a uno de los chinos, con una anguila al cuello a lo Salma Hayek, bailando sensualmente y metiendo el pie en la boca de la señora marquesa (a eso te referías con lo de echarte algo a la boca esa noche, no?), haciendo caer por su huesuda pierna un litro de licor chino de flores... Realmente, hubiera sido algo digno de ver xDDDD

Pero bueno, como lo de Blade tiene mas glamour discotequero... Ahí va eso:


http://es.youtube.com/watch?v=9OFgZQabR3g&feature=related

La Gran Mala dijo...

Pero a quien se le ocurre meterse en un chino warro, con el abrigo de chinchilla y las shox que te acababas de comprar.... so mamarracha!.
Normal que el chino te viera, y se lanzara hacia ti con lo primero que pillo a darte por semejante ataque a la vista!
Mira que te lo dije.... con el abrigo de chinchilla, o tacones, o chanclas de plataforma. Pero no... la marquesa tenia que ir a Nueva York a marcar tendencia con el abrigo y las zapas.....
Ademas, seguro que los de Air France despues de la que habias montado en el avion por un agüita de nada, habian ofrecido una recompensa a quien lograra quitarte el dichoso abriguito y claro.... al chino le hubiera venido muy bien para reformar el local y ponerle un dragon dorado y un acuario, como manda la tradicion.
Miedo te tengo con la tercera parte de la trilogia....

lemon_drama dijo...

Anda queeee, a q te vas a NY ese? q alli q hay? (ademas de obesos y gente de colores) ya lo cantaba Miss Grace Jones... Am I ever gonna fall in love in NY city (1978) Por cierto, regresa para comernos a todos (a los 60 años) "Corporate Cannibal" adelanto del nuevo disco (en 20 años... lo q tiene ir pasadisima de todo...) Wenu nene q me alegro q te hayan pasado cosas q contar (espero q mas, q no nos cuentas...) y hablamos... A ver si vamos a verla a ELLA sin las Leopardas...