23/11/08

Ya estoy aquí de nuevo.

Y es que tener vida social te obliga a modicar tus planes contínuamente. Yo tenía previsto volver a estas templadas tierras el viernes, pero se abrieron los cielos (nunca mejor dicho) y escuché la voz de la mismísima Diossa. Vamos, que me llamó por teléfono porque -cómo pudo habérseme pasado el evento del año- era su cumpleaños. 25 ya. Toda una chavala. (sí , sí 25, entendido?, si no queréis que la marquesa tenga que pasar por quirófano para reparar una cara arañada en plan atrako de chunga de Vallekas).
Muchísimo nivel y famoseo en una celebración íntima que seguirá siéndolo porque no pienso contaros nada, cerdas. Desde el Marquesado queremos felicitar a la maestra que abrió la caja de Pandora de servidora, y esperemos que le guste la camiseta: Una Leyenda para otra leyenda y personaje de culto Ella sabe por qué. Que cumplas muchos más.
Asi que por mandato divino retrasé mi vuelta al sábado noche, y fué poner el tacón en la Estació del Nord, ver la peña en camiseta de manga corta y saber que ya está una en casa. (y no es que en Madrid haya hecho frío, pero aun así, no hay color)
Vengo algo triste y ligera de peso (a pesar de las porras y buffet libre del desayuno y que pasé religiosamente por Ikea 3 horas antes de la salida del Alaris). Era metafórico, cerdas, que quiere decir que con una figura literaria elegante quería deciros que he perdido cosas muy importantes estas últimas semanas. En todo caso se avecinan unas Navidades infinitamente mejores que las dramáticas mismas fechas del año pasado. La Marquesa siempre ha sido un poco "Linda Mirada" - ese Muppet adorable de mirada tierna, triste y agridulce.

5 comentarios:

La Marquesa de Benimaclet dijo...

Sois unas cerdas. Na ni un comentario. Ratas, agarràs. Mira que yo soy devota de la Virgen del puño cerrado pero vosotras parece que llevais uñas postizas toda la semana y no podeis ni teclear. Para el mes de enero'09 habra candidatas mas "cercanas" a la mala del mes. Y la que salga tendrá su calendario. La Marquesa ha hablado.

La infanta del cabanyal dijo...

A ver, ceporra, si te escribo y me meto contigo.. te quejas. Si te escribo y no me meto contigo... me dices que estoy sosa.

Porque no pones un comentario, firmas con mi nombre y acabamos antes?????

Y por cierto, quitate el nordico ese que te has puesto bajo del abrigo de chinchilla.... que pareces una bola de pelo tipo el de Mi vecino Totoro. Que una cosa es que haga frio, y otra que te pasees por la calle Colon en plena hora punta con semejantes pintas.... habrase visto!!

Y quitate el pintauñas dorado ese que llevas desde las navidades del año pasado, que este año se lleva el plateado! Garrula!

La Marquesa de Benimaclet dijo...

Yo dorados!!!??? Aasssghhjhh! cerda, yo jamás he llevado nada dorado y a quien se le ocurra decir lo contrario la rajo. Si me quereis regalar algo de oro que sea oro blanco. Y lo de la chinchilla (de los cojones) es que no sé ni lo que es. Espero que sea caro, al menos y sintético - no soy Cruella! que a las que llevais abrigos de conejo o demás animalets os rajaria tb!

marquesa de albalat dijo...

nena nena me encanta el oro!!! Como buenas cabañaleras que somos nos gusta todo lo que brille y a ti tambien falsa, que desde las almenas del marquesado estas cual urraca acechando a cualquiera que pase por Primado Reig con algo brillante para tirarte(lo) Que me dices de ese manojo de pulseras de aro que te pones cuando das tus cursillos para hacer el mayor ruido posible cuando borras la pizarra???

La Marquesa de Benimaclet dijo...

Ay cari.., querida marquesita de albalat, tienes una foto tamaño 220x385 por casualidad? no..por nada... no es por nada nooo...es por acordarme de ti, cari, cielo, tesoro, (CERDA!)... (en la encuesta de la proxima mala del mes)