21/6/10

Pasarse de la raya

Ya estáis pensando todas.. "la marquesa está cabreada con alguien que se ha excedido y agárrate..."
Pues no.

Yo, que soy una brand-woman sencillamente no consiento que nadie lleve cuatro rayas.

Diréis: uy, qué rehabilitada que está ésta, con 3 rayas ya se conforma. Y es que sí: tres es el número adecuado de rayas.

En mi marquesado no permito que te pases de la raya: si te pillo con una raya de más, es que eres una mamarracha; es que me vuelvo loca, encolerizo, me salen sarpullidos y además saco un cuchillo jamonero y te hago lonchas. Por cerda.

Y ya no quiero ni pensar de los que soy capaz si te pillo con cinco o con seis!! Es que te lanzo desde el Miguelete para que caigas sobre un lecho de 3000 peinetas de fallera, puestas boca-arriba y te quedes trinchada como una brocheta. (riete tú de SAW 3) por cerda, por poligonera y por ridícula.
Observa bien a lo que me refiero:



Uy? ¿qué pasa? ¿qué pensábais? Me referia a las zapas! malpensadas!!

1 comentario:

Fran dijo...

Me has hecho mirarme los pies para comprobar que las zapas que me traje de NY venían bien, sin pasarse de rayas. Y menos mal... sí, tres es el número ideal de rayas. =)