12/6/11

Los bolsillos de RyanAir.

Hecha un cuadro.
Así me fuí para London el jueves:
- Pantalones cortos con tres mil bolsillos (para meter de todo y no darle el gustazo a las cerdas de las azafatas de que mi luggage pese más de 10 kg. Eso sí, mis pantalones con los bolsillos a rebentar.
- Botazas CAT color chocolate. (sí, con pantalones cortos). En plan Okupa o peor aún, en plan Boy-Scout.
- Y finalmente una Tshirt con capucha y bolsillo enorme en la panza. Para meter más cosas aún, just in case.

Cabronas, llevaba más peso en los bolsillos que en la puta maleta. Ya se sabe que los guiris no tienen gusto alguno al vestir, pues yo, eso de ser medio británica ya se me ha subido a la cabeza y como que me da derecho a ir hecha una mamarracha. Of course.
(aunque para lo de llevar sandalias con calcetines celestes a rombos aún me queda, eh, y teneís todas permiso para abofetearme si algún día me véis portando tan horrendo atuendo.)

La verdad es que así subí al avión, pero con semejante pinta no sabía si venía de Marquesa... o de Indignada de la Plaza del ayuntamiento 15 de Mayo. Pero como diría otra galardonada dudosamente por su gusto al vestir: We did it, bitch.


Todos esos sobaos llegaron a Londres sanos y salvos, pese a las azafatas de Ryanair y pese a una cerda enorme (esférica, diría yo) , súbdita del UK, muy maja, con la que entablé conversación y que me aseguraba que me "ayudaría" a acabar con los sobaos si me excedía del peso establecido.
Cabrona! Ya le dije yo, que en vez de echarse encima un edredón estampado tamaño KingSize, debería haber hecho como yo y llevar mil bolsillos. Porque ella también tenía sus dudas de poder subir todo lo que llevaba al avión. Como también fueran comestibles íbamos a acabar las dos estallando antes de pasar la puta puerta de embarque.

Y razones para parecer una Indignada huida de la plaza no me faltan, porque la carga policial fue desmesurada y como siempre, sirvió para que 4 policias nazi-onales dieran rienda suelta a sus perversiones sado-masoquistas y se liaran a pegar (que al parecer es por lo que se apuntan voluntariamente a estas concentraciones) Servidora conoce más de uno y de dos y de tres. Esta gente disfruta arreando con la porra, y hasta se jactan de eso. Y si no mirad el facebook de esta escoria humana que pagamos con nuestros impuestos para que nos defienda llamada Ferran Teruel (click aqui)
Menos mal que servidora votó a quien votó y SI puede decir que se siente plenamente representada por una inmensa mujer que será el azote de los corruptos y de la caspa fachosa que nos gobierna.

1 comentario:

El Caballero dijo...

Si Mónica Oltra no estuviera casada le saldrían pretendientes por todos lados. ¡Con dos ovarios!