17/7/08

Las malas-malísimas (II)


Retomamos la lista con la segunda tanda de malas-malísimas, ya sé que habra muchas mas (hay tantas....) pero bueno, al menos que queden inmortalizadas (qué? no no, bien muertas!) las que yo me he cruzado por mi camino. Pa mala yo, no te jode? (es que se empeñan en dibujarme así, qué le voy a hacer...) Seguimos:

La mala-lista. Éstas son las peores. Estas te hunden eh, Son malas listísimas que no tardaron en darse cuenta cómo funcionamos en este mundillo, y hoy en día han conseguido ser populares y estar siempre rodeadas de admiradoras que no saben muy bien porqué, pero ahí están las borregas dando fidelidad a cambio de enredos y humo. Es una maestra de la propaganda, una Hitler capaz de contar la historia de modo que todo el mundo le arrope y consuele, criminalizando a los judíos. Su sombra suele ser alargada, y quieras que no, acaba siempre amargando y frustrando todas tus "amistades", (y todos los futuros contactos del Bearwww tambien). Oportuna alusión a la película de Glenn Close, en las “Amistades Peligrosas” , una mala listísima con un arte para mentir y engañar que por años es capaz de aislar a cualquier inocente. Este tipo de mala lleva meses planificando la destrucción de tu vida social antes incluso de que haya mal rollo, copiando tu agenda de teléfonos y haciendo 3 fiestas en un mes para intentar robarte tus amistades, - que ni sabe, ni quiere, ni tiene la intención de mantener en el futuro. Ellas, dominadoras la estrategia, no dan tregua y la guerra es el único medio para acabar con ellas. La propaganda contra propaganda. Como esta mala sea, además guapa, la has jodio, la gente la creerá sin dar opción a ninguna otra versión. Que para eso son borregas y les encanta ser manipuladas si quien las manipula tiene un buen cuerpo y está dotado... quién quiere saber la verdad! El consuelo es que todo acaba sabiéndose y que estas malas, siempre acaban mal y en el psicólogo.
La mala – malvada: Cómo que es lo mismo??? Quien ha dejado entrar a una inculta en mi blog? Que narices has estado haciendo en los 80? Sí, esa década donde aprendimos todas las cosas realmente importantes de la vida. Se puede ser mala (cualquiera de las formas vistas hasta ahora lo sería…) y se puede ser malvada, no es lo mismo!! La propia palabra malvada debería escribirse así como en letras de Elegancia y caché, como de tarjetón de boda… para ser malvada hace falta lo primero e imprescindible, serlo llevando un vestido de infarto, que es la característica fundamental y visible de lo que distingue a una mala al uso (léase, bruja avería, o la cabrona del quinto que te castiga con Camela y Estopa) de una malvada como Maléfica, diría yo, el primer icono de ser malvado que Disney nos quiso ya inculcar desde pequeños. (y lo único provechoso que ese nazi nos ha inculcado) Efectivamente, una malvada no puede serlo sin un vestido de escándalo o algo glamoroso hasta decir basta, es decir, hay que estar podrida de dinero, ser asquerosamente poderosa o bien llevar un pelo cardado de vértigo. Y aquí es donde los 80 completan con ejemplos maravillosos lo que es una malvada al uso: Angela Channing, Joan Collins, Diana y Lydia, Amanda Goodyear…


La mala-wapa: La gran incógnita. Ser wapa te da derecho a ser mala? Algunas piensan que si. Yo soy guapa, luego tú desentonas a mi lado, deben pensar algunas. Y si te acercas a mi, so asquerosa, es porque evidentemente yo te gusto y buscas echarme el guante, luego tengo todo el derecho del mundo a criticarte, indignarme y rajarte viva antes de que te acerques ami. No nos engañemos, tú no vas a la barra a beber, es que quieres pasar por mi lado. Tu no vas al baño a mear, es que a ver si asi pasas cerca de mi, yo yo YO…
Una variante de esto a veces pasa con las musculosas: Yo me mato en el gim, por lo menos que me sirva para sentirme superior al resto de las gordas o esqueléticas de la pista de baile. Ni qué decir tiene que con éstas, no vale llevar un modelito carísimo, o que un foco - o mejor un laser - te esté apuntando, ni hay podium que valga. Eres invisible, no te verán salvo que estes echa un armario, como ellas. Pero a ver, cómo no van a ser malas si viven amargadas porque con tanto batido de proteinas, ciclos y tortillas de 200 claras de huevo, se les ha olvidado lo que es meterse una buena porra en el cuerpo!! (no seais soeces, cerdas, me referia al churro, ejem bueno, ya sabeis)

La mala cuñada. Es decir, si tu mejor amiga (ésa de la que todos decimos que es nuestra "hermana", pues ésa) si se le ocurre tener novio, ya la hemos liado. Y si por contra, tú eres el que tiene pareja y tu pareja tiene "hermana" entonces la hemos liado también. Y es que no se qué pasa que las mejores amigas no nos llevamos mu bien con los novios de nuestras "sisters" y por supuestísimo tambien al reves, ponemos velitas a santa Marlene Dietrich para que una un camión pase por encima de la mejor amiga de nuestro chulo. Es decir, la mala cuñada es un fenómeno del que nadie estamos exentos de formar de parte. Y es que automáticamente mejor amigo/a y novio/a forman un problemón dificil de solucionar. Actualmente si mi "cuñada" tubiera poderes, rollo la niña de las estrellas de "V", me temo que no habria ni marquesa, ni marquesado ni blog ni nada de nada.(probablemente una especie de humo encima de unos tacones chamuscados en plan desintegración total) Aunque yo, por experiencia, creo que a la larga siempre ganan las hermanas y mejores amigas, que son un duro adversario, sobre todo si son lesbianas y abertzales, entonces ya ni te digo: fallera, olvidate de tu novio vasco que no tienes nada que hacer. Agur total.
El centro del mal. En esta categoría entrarían ya aquello que encarna en sí la maldad, y que es hasta difícil que se materialice en un cuerpo. Es eso hetéreo que se llama el origen del mal, o la esencia concentrada de la maldad. El Fairy de la maldad (no el Fary no, que si me aprietas, algo demoníaco ya tiene, sino el Fairy por lo de maldad concentrada, que hay que explicarlo todo.) La lista aquí es corta: hablamos del mismo Demonio, Sauron, El doctor Infierno, los cylones de Galactica, y por supuesto, Mario Vaquerizo

1 comentario:

La gran mala dijo...

A quien me habra recordado el ver a Joan Collins dandose un baño de espuma.......