27/12/12

Top 10 consejos para osas patinadoras (II)

Todas recordaréis mi primer post al respecto; pero como una acaba sabiendo más por vieja que por diabla, y la vida no deja de darte de ostias, me veo obligada a ampliar el top 10 con una segunda edición, en plan los suplementos de la enciclopedia Larousse de mi madre. ¿que no sabes de qué hablo? ¡ fuera de mi blog, jovenzuela desvergonzada y dedícate a forrar tu carpeta de fotos de Justin Biever y luego lo pones en tu tuenti, so asquerosa!
Ejem, perdonad este arrebato más propio de Madonna que de vuestra Marquesa, que, también es una grán diva pero a cierta distancia en años de la vieja intérprete de Spanish Lesson.

Allá voy.

1.- Los protectores no sólo te protejerán del suelo, las columnas o te serán útiles para destrozarle la cara a otras "osas" a base de bofetones; sino que también son imprescindibles para evitar ser alcanzada por una mierda de paloma/gaviota de medio kg de peso.

2.- Índice de la prima de riesgo. Olvídate de financiación, deuda, interés.. (pamplinas). El verdadero riesgo es el que corres de acabar hundida en cualquiera de sus acepciones (en el agua del puerto o en la humillación más absoluta) ante la aparición de las primas de riesgo. Se calcula multiplicando el número de primas de riesgo por la probabilidad de que aparezcan en el tinglado y por un  factor dependiente del modelazo que lleven y si ha aparecido en el mercado el nuevo I-Phone.  Evítalas, sobre todo cuando se agrupen en formaciones de más de tres elementos.

3.- No obstante alguna prima de riesgo se encargó de demostrar gráficamente la teoría del spin atómico dramático al ser poseída por el espíritu de Gene Kelly y agarrarse a una farola para darle una vuelta en plan "singing in the rain", algo que no presagia nada bueno si lo haces con patines en el espigón de la Marina Real norte. (nada bueno para ella, porque para las demás fueron unas buenas risas)

4.- F=m*a :Si quieres clases gratis de los monitores, abandona la dieta (o ponte rellenos) porque si no les das una razón "de peso" serás tan transparente como Pastora o Mr. Cellofan.

5.- No cuentes con las osas que estén en varios grupos (singles) Es más fácil verlos haciendo ganchillo en la sede de Tyrius, o de festival en Asturias que en el tinglado. Pero por supuesto, aparecerán instantáneamente  como garrapatas famélicas lanzándose rollo Alien al primer chulazo que se incorpore al grupo de patinaje.

6.- Interpretación "Aguda" de  JLM  . Si no puedes acudir al tinglado por cualquier contratiempo (por ejemplo porque te ha salido un bukkake de última hora) a eso debes llamarle:  "se me ha complicado la tarde" Todos ya sabemos lo cerda que eres y sobran explicaciones.

7.-  Indicación de Shin-chan. Los monitores y alguna que otra cerda, se encargarán de proporcionar puntos de referencia luminosos cuando se realicen rutas al anochecer: en concreto, sendos calvos orientados a tu cara, mostrarán traseros tan blancos que envidiarían los mismísimos huevos de Cocooon y cuya estela podrás seguir sin necesidad de ninguna otra iluminación adicional.

8.-No cielo, no es que vayas ciega como siempre que empalmas del after: es que en el puerto a veces hay niebla y no nos vemos pese a la talla XXL:  Enfúndate las luces de tu árbol de navidad si quieres ser vista y no olvides que la niebla moja el suelo y resbala que da gusto... Aunque pensándolo bien,  nada que no puedas superar con tu dilatada experiencia paseándote por esos húmedos y resbaladizos suelos del cuarto oscuro al que estás abonada, bonita, gorrina, cerda!

9.-  A la tercera va la vencida.  Llegas divina en tu cochazo, aparcas, levantas el maletero, te sientas en el borde y te cambias tus Airmax por tus patines, OK;  pero si vas a dejar las llaves y el smartphone a tu lado, recuerda que la razón de que tu maletero no cierre al primer portazo... ni al segundo... sino al tercero, es que acabas de desintegrar tu Sony Xperia Arc, porque eres una lerda despistada y te lo has dejado el el borde del maletero. Eso sí: qué risa más tonta le da a la cabrona de la osa que te ha ido a recibir.

10.-  Ley de los altramuces del Conde Lucanor: No dudes en acudir al puerto porque seas principianta y creas que nos vamos a reir de tí: ¡¡Por supuesto que sí!!  ...y todo lo que podamos. Pero no olvides que siempre hay otra cerda más torpe (aún) de la que podrás reirte tú, y si no, al tiempo.


2 comentarios:

Jose dijo...

Mas que un "singing in the rain" fue "Flashdance What A Feeling", se demostró qué las primas de riesgo aunque anorexicas y esqueléticas , nos levantamos a un así con mucho glamour.

La Marquesa dijo...

no tan anoréxicas, cari, no tan anoréxicas. Eso si, divinas.