19/1/09

Mariquita con perro

No, no voy a hablar sobre el "corto" del mismo nombre de la mariquita arpía que trabaja en programas del corazón de una TV local, que pasea a su perro por Chueca. Pero sí del hecho (demostrado, como tantos otros clichés) de que los gays tendemos a disfrutar de nuestros amigos cuadrúpedos en mayor proporción que los anodinos esos de los heteros, que son unos sosos y prefieren parir como conejas y vivir en Aluche o Torrente, en vez de tener un ático divino en pleno centro con perro incluido.

Olvidemos en esta disertación a los energúmenos (heteros todos, no puede ser de otro modo) que opinan que la caza es un deporte y aquellos que acabada la temporada se deshacen de sus perros de una manera que solo un cazique palurdo medieval puede concebir. Ellos no cuentan en esto de saber lo que es tener un amigo fiel, más bien no cuentan ni como personas. Yo los metería en una cámara de gas (popper, por supuesto)

Al lado de cualquier gay, casi siempre hay un perro y con un nombre absolutamente original y divino. Y ésa es otra, que los heteros a la hora de poner nombres a hijos o a mascotas, justifican la necesidad de que vuelva la pena de muerte. Hay nombres de críos, que dejarian a Neil Tennant con parálisis y convulsiones.

Como siempre, no puedo más que demostrar mis teorías con ejemplos:

Ejemplo #1: Heteros
Aída, vive en Aluche, a "sólo" 12 km de Callao, rodeada de una prole de Jonatans, Veros, Vanessas, Sorayas, Kevin Kostners y Jessis. Caso remoto que tubiera un perro (esperemos que no haya can que tenga tan mala suerte) seguro que se llamaría Tobi, Rocky o Daisy o algún disparate mayor que los nombres de sus propios hijos (eso si es que los heteros no son tan garrulos de llamarlos como el padre/madre, que ya es el colmo y debería estar prohibido)

Ejemplo #2: La Marquesa. (aunque hay tantos...)
Vive en un aticazo del centro, a 15 min de la mascletà, sin ni uno solo de esos aliens chillones llamados "hijos". Pero eso sí, con un perro que se llama Oskar que se pasea por el barrio con el rabo bien alto. (los dos)

Y da igual Oskar que Dante, que Lluna, Ona, Cocoon, Bico, Ida, Boston, Neu, Pandora, Senda, Lola, Emilio , Trash o Dimas. Todos son nombres originales y de los que un perro puede sentirse más orgulloso que un crío al que sus progenitores castiguen de por vida con un "Josua" "Coral" o "Jackelin". (oh, my God!)

Y todo esto debe de tener una razon.
* La de la elección de los nombres, es obvio, se trata de buen gusto de nuestro cerebro asimétrico al ser homosexual. (Ver aquí articulo primero del blog)
* Lo de que haya mas proporción de gays con perro que heteros, debe ser consecuencia de las bofetadas que nos da la sociedad, en manos de nuestros semejantes, el hecho de que la soledad nos haya acompañado desde la primera erección y en muchos casos jamás nos haya abandonado. Y de que los cuadrúpedos al recibir cariño y amor, devuelven lametones y más cariño y más amor, no como nuestros semejantes, que solo devuelven disgustos, cuchilladas, traiciones y demostraciones de tener menos humanidad que cualquier can de los que hoy hay esperándote en los refugios.

Bueno, ala, ya me he relajado un poco. Es que una Marquesa deprimida, necesita cuchillo. Aquí os pongo un video para que os desquitéis los sosos, digo, heteros, y los otros dos videos con el corto "Mariquita con perro" mencionado al principio, espero que os gusten y dejad comentarios!!








13 comentarios:

Anónimo dijo...

uhmm el marica y el perro ...

curioso amigo.

yo siempre he pensado que mientras los maricas se ocupan en proyectar seguridad afectiva en una pareja y enuna familia los maricas lo hacemos con el perro debido al desengaño que sufrimos al ver la realidad que nos rodea.

Normalmente, y no me gustan los estereotipos, los homosexuales vivimos solos o con parejas itinerantes y en pocas ocasiones formamos familia.

No es de extrañar que proyectemos en el perro ... dichas carencias.

pau dixit.

Boite dijo...

Totalmente de acuerdo con Pau, ademas algunas deberian sea asesinadas por ser maricas y llevar perro sarnosos y sin pedigrii.
ademas yo creo que las maricas somos mas gatunas que perrunas.

La marquesa del cabanyal dijo...

Pues yo creo que mas que perrunas o gatunas somos perras.
Pero bueno, aqui la presente es gatuna, y bien cuidada que esta mi niña! que me despierta todos los dias a las 7 de la mañana la muy hija de perra (uy no, hija de gata)

Dani dijo...

¡Vaya!¡Vaya con la marquesa! Bueno, pues no te pongas así y ahí te dejo este comentario. ¡Yo también tengo perro! Bueno, perra, y mucho...más que algunas que rondan este blog...Jejejejeje.

Besos

ridrueco dijo...

Vaya con la marquesa, componiendo ensayos de cada una de nuestras vidas. Cuanto más conozco a los hombres, más me gusta mi perra, aunque las marquesas también me ponen lo mío, y últimamente más.

tuyo q lo es,


pitito ridrueco
(des de la Plana sin pudor...)

La Marquesa dijo...

Quien será ese Dani?
Eh tú, "muchacho", aqui LaMarquesa ha de saber quien es quien eh!!

Va a haber muchos cambios, aquí hace falta algo de mano dura...

SKINETE BCN dijo...

pues quizá como la marquesa me conoce, yo, personalmente ni perro ni gato... como mucho un acuario y para de contar, y mas que nada para que luzca en el comedor...

Si es que estas en el mundo porque tiene que haber de todo... dijo...

Y lo maricones con gato como yo, que proyectamos? :P

Bruja Averia dijo...

Por Saticón y por Farad!! esto puede ser verdad ?
Me salgo de mis canales! un blog de homosexuales? Y encima, habláis de animales! Os griparé a todos a partes iguales!!

Bobinas, turbinas y filamentos!!
Yo esto no lo consiento!!

Ahora mismo me pongo manos a la obra.
Llevaré este blog a la zozobra!! Soy venenosa como una cobra!!

JAJAJA qué mala, pero qué mala soy.

El jardinero... dijo...

ese Dani no soy yo y yo soy el jardinero chulazo de las zapatillas.
para que no haya confusiones.

Anónimo dijo...

Querida Marquesa,

¡Ya está bien de prejuicios y clichés!

No todos los heteros son horteras, sosos o viven en Aluche... Y mucho menos todos los energúmenos son heteros.

Algunos somos respetuosos con cualquier opción sexual, nuestros hijos tienen nombres divinos, tenemos educación, clase, elegancia y tan buen gusto que incluso somos seguidores habituales de El Marquesado. Me interesa mucho lo que cuentas y tienes mucha, pero mucha gracia para escribir (a pesar de algunas faltas de ortografía).

Pero hoy me he sentido excluido de tu mundo. No me ha gustado y quiero que lo sepas.. Eso no quita para que te siga siendo fiel.

Un abrazo y un beso. Llámame Piotr.

PD: Decías en un artículo anterior que La Marquesa nunca pone el culo.... pues te digo... ¡Tú te lo pierdes! A lo mejor te voy a destrozar otro cliché.... pero se puede se hetero convencido y disfrutar de los placeres de la próstata... y sin ser un gay "reprimido". No tengo ningún prejuicio, reconozco un hombre bello cuando lo veo, pero me resulta imposible que se me levante con un hombre y he tenido muchas oportunidades. En cambio con una mujer me vuelvo loco. ¡C'est La Vie!

Viva la diferencia y viva el respeto mutuo.

La Marquesa dijo...

Obviamente, querido Piotr, obviamente. Yo creo que todos los lectores de este blog lo tienen claro. Sin embargo en pluma de la marquesa la exageración y la generalización son moneda de cambio frecuente. Es posible que precisamente eso dote al blog de una pizca de gracia, además de la polémica que necesita todo proyecto. Pero no te quita razón.
Hablando de cliches injustos y de hacer sentir a alguien fuera de la colectividad: No recuerdo que nadie alzara la voz en los 80 y 90 al respecto de tantos y tantos chistes de Ozores en el "1,2,3"; de Marianico el Corto en "No te rias que es peor" y tantisimos inmumerables cómicos que por no tener más recursos empleaban los programas de TV que toda España veía, para que toda España se riera a costa de absurdos y rancios cliches sobre "mariquitas y maricones". Quizá ésta es mi manera de que la "aplastante" mayoría caigáis por fín en la cuenta de cómo canales públicos de TV emitieron durante años contínuamente y pudor, un continuo mensaje de burla, menosprecio y apartheid de maricones, de un orden de magnitud tantas veces superior a las paridas de la marquesa, que sinceramente, me sale a cuenta. Por favor, seguid leyendo a la Marquesa, no hay nada que la descuadre más. Me he alegrado mucho de que os considereis "mi" mundo. Prometo ser más "buena" con los heteros. (Os necesitamos para nacer!!) jajaja. Muchas Gracias

Anónimo dijo...

Querida Marquesa,

Me encanta tu exageración y me divierte tu fina ironía. Sigue dando caña sin piedad a todo lo que se te ponga por delante, heteros incluidos.

Los chistes se basan en el cliché.... lo mismo el de Lepe, que el pijo, que el tacaño... Si lo piensas un poco, prácticamente todos. Entiendo que hay chistes que joden, y si se abusa del estereotipo, mucho más. Tienes toda la razón. Pero acabaríamos prohibiendo todos los chistes....

Estoy de acuerdo contigo en que el mundo hetero, en su mayoría, margina y practica el apartheid continuo,... pero como dice un refrán inglés que más o menos traduzco.... dos errores no hacen un acierto.


Permíteme una cita sacada del libro "Ciudadela" de Saint-Exupery.

"Si fundo una civilización donde nos exaltemos por causa de los poemas, llegará la hora de los lógicos que razonarán sobre esto y dirán: “en lo opuesto a los poemas se encuentran los peligros que acechan a los poemas.” ¡Como si existiera lo opuesto de alguna cosa en el mundo! Y nacerán los policías, que confundiendo el amor del poema con el odio al opuesto del poema, se ocuparán, no ya de amar, sino de odiar. Y enviarán a la cárcel ya sea al músico, ya al escultor, ya al astrónomo… Y mi imperio perecerá entonces."


El imperio, o lo que sea, hace mucho que pereció.... a ver si lo reconstruimos entre unos cuantos.

Ha sido un placer intercambiar opiniones con La Marquesa en persona.
Piotr