3/10/10

Totó, como en casa, en ninguna parte

Ésta va con segundas. No creáis que el título hace referencia al cursi cuadrúpedo de la insípeda y estúpida Dorothy. (un par de bofetones chiitas le metía yo...).Recordad que yo soy elphábica y por tanto asumo que la niñata de las coletas era el villain de la historia, mientras que mi querida Elphie es la verdadera heroína.
El caso es que por "Toto" me refiero a la marca comercial de los maravillosos engendros que hay repartidos en cada WC de Japón y de los cuales mi querida amiga Condesa de Hospital quedó enamorada, al ser wáteres con "valor" añadido... El valor (y según qué cerdas, valor es lo que se necesita) para limpiarte el agujerito a base de chorritos a diferentes presiones y temperaturas.

Por partes: Los hay sencillos y los hay maquiavélicamente complicados.
Y si sólo están en japonés es cuando ya la "liada" es terrible. A veces el chorro te cocía literalmente la almeja. Y en otras ocasiones casi provoca un desgarro en mi virgen ojete. Yo he llegado a correr por la habitación del hotel escapando del chorro descontrolado... no os digo más, queridas.

Cuando te sientas notas enseguida que aquello está calefactado para que lo hagamos sin miramientos (aunque nieve y esté Uma Thurman matando a O'ren Ishi en ese momento) Encontrarás un un panel de mandos (botonera o pulsadores) habitualmente en una especie de reposabrazos lateral del wáter. Este es el del hotel de Kyoto:
En los modelos más básicos siempre hay dos botones. El limpia ojetes (habitualmente se representa con un culete en plan Shinchan) y el bidet (que se representa por un icono de mujjjer). Para ambos dos habitualmente puedes regular la presión con que el invento te lanza el agua. (es que en los casos difíciles, esos en que una ha de rascar a conciencia con el papel, el chorro se las ve y se las desea para deshacerse de los pegotes, nena).Aquí la foto del mando del hotel de Shinjuku. Sencillito.
Puede ser un modelo sencillo, pero de inofensivo no tiene nada... si no mirad la que lió esta cerda (que no sé quién es, debía pasar por allí y yo no sé nada y no tenéis pruebas ni nada..) Dentro video:


Modelos más complejos incluyen también una segunda variante y su botón para el ojete y hasta la temperatura del agua. Resulta que un chorrazo directo al ojete da mucha impresión y hasta puede resultar desagradable (para algunas, que a otras se las oye chillar de placer), de modo que este segundo chorrete está mas difuminado en plan regadera y da menos impresión. Palabra de servidora. Cuando la cosa tiene más nivel, el panel de mandos lo encontramos empotrado en la pared, en plan aire acondicionado. Aquí tenéis el del Buffet libre del CC. Aqua. ( de Tokyo, cerdas), empotrado en pared y con dos chorros pal ojete. (uy que ordinario me está saliendo este post)
Y si ya el modelo es la ostia, incluye un botón de secado por aire (Yo de esos vi pocos). Pero me parece el botón más recomendable puesto que de lo contrario acabas usando el papel para evitar mojar la ropa interior con un chorreante trasero. (vamos a suponerlo hasta limpio). Y entonces sí que se quedan los pegotes (de papel) en la raja durante todo el día. Mejor con secado. Dónde va a parar! Oaghj!! Aquí una foto de estas maravillas de la técnica, la del hotel de Akasaka. Había hasta una luz azulada dentro (no sé aún dónde) que parecía que estabas cagando encima del coche fantástico, tía, te lo juro.
Esto merece otro vídeo...

Qué os voy a decir, toooda una experiencia de la que ya estaba advertida, que me hizo probar todos los totós que pude, incluidos los de los centros comerciales, trenes, hoteles, MacDonalds, Subways, Starbucks. Ya véis que la Marquesa cagó por todo Tokio, cámara de fotos en mano, sólo para documentarse, claro. El último que fotografié, en la recepción del hotel haciendo el check-out: metal cromado, de diseño, empotrado y con taza iluminada. OAGHJ!!

1 comentario:

stephenelf dijo...

Señora Marquesa,

me han comentado mis fuentes que la Condesa de Hospital ha tenido noticias a traves de sus geishas que acaba de salir a la venta un Toto con un botón más: Compartir en facebook.

Asi que dentro de poco, ademas de sentarse en un Toto cromado con luz interior y todo tipo de chorros, pulsando un botón podra comunicar inmediatamente el estado de sus deposiciones y la frecuencia a todas sus amistades XD

Ya se que parece ridiculo, pero es totalmente cierto.