15/10/08

Weeds: Glamour y malas hierbas.


Por fin un artículo que os va a aportar algo en vuestras insulsas, sosas y anodinas vidas. Se trata de una serie que tenéis desde YA la obligación de ver: Weeds. La han estado emitiendo en cuatro, pero yo os recomiendo que os bajeis los 10 capítulos de cada una de las tres temporadas desde internet.(cada uno dura media hora)
Y es que, como algunos sabréis, la marquesa es un poco "traficanta" de plantitas (que salieron "por casualidad" en la terraza del marquesado) y se ha visto totalmente identificada con la protagonista de esta serie. En su día la Condesa de la calle Hospital me invitó a ver esta serie de Showtime y ahora por mandato marquesil os la obligo a ver yo.

Cojes Wisteria Lane y la rebautizas como Agrestic; le quitas todas las mujeres desesperadas, añades de protagonista a una mamá viuda pin-up en apuros metida a traficanta; metes a otra mamá cabrona rubia di-vi-na (esta rubia hijadeputa es el personaje más gay de la serie que empieza como Bree Van de Kaamp pero va perdiendo los papeles a cada capítulo) y por último metes al oráculo de Matrix a venderle la hierba a la mamá.

La serie no tiene desperdicio y por supuesto a cada capítulo que pasa es más eviente que sus guionistas (alguno de Friends y Sexo en NY) tienen el cerebro asimétrico (ver primer articulo del blog) y engancha, y engancha. Y si no que os lo digan mis súbditos de Aluche y de Ruzafa, adictos a esta serie no apta para conservadores.
Os dejo un enlace para que leáis mas. Cerdas, ya tenéis faena para este fin de semana.

2 comentarios:

stephenelf dijo...

la rubia di-vi-na hija de puta es un angelito en la primera temporada comparado con lo cabrona que se vuelve en la tercera.
Todo un curso interactivo CEAC para ser un gran (gay) cabron :), ¿algun interesado?

La gran mala dijo...

Que os creiais, que me habia ido?????? pues no. Aqui estoy de vuelta, para poner verde a la que se me ponga por delante.
Y para que conste, me estoy bajando la serie, a ver que tal esta.
Por cierto, no se si me hara falta ese curso para ser ese gay cabron. Casi que me apunto y lo compruebo